martes, octubre 24

Viajando en mula

Cuestión que hace cosa de un mes le encontré la vuelta a la mula, y faaa, cómo me colgué…
Entré a bajar de todo, músicas nuevas, por supuesto, pero también otras que se me habían perdido en el remolino del tiempo, junto a los polvorientos y recontrapasadazos TDK de 60 minutos que las contenían.
Una de las más entrañables gemas reencontradas son algunos trabajos del maestro Cornelis Vreeswijk, celebridad absoluta en los países nórdicos, poco conocido en Europa, y prácticamente desconocido en el resto del mundo.
Holandés de nacimiento, Cornelis tomó el legado folk de su Suecia adoptiva y supo enriquecerlo con otras muchas vertientes musicales de su tiempo. Especialmente, algunos trascendentes géneros de la música popular norteamericana: blues, country, rock and roll.
Aquí abajo les cuelgo un par de tragos del maestro.





… y ésta es una de las cientos de imágenes del archivo “Vangelis – Discografía Completa”, completamente vacío de música.

8 Comments:

Blogger pavotas child said...

pasame el disco de vangelis!

11:30 a. m.  
Anonymous adrián said...

ok, como no tengo tu mail se lo alcanzo a gödoy.

12:06 p. m.  
Anonymous adrián said...

uh, no, es muy pesado... por ahora les mando algunas canciones.

12:50 p. m.  
Blogger pavotas child said...

las fotos, las fotos, hablo de las fotos!

12:14 p. m.  
Blogger Marcus said...

se baja mucho libro tambien de la mula, ojo al pi-ojo

6:13 p. m.  
Blogger Blanca said...

Hace unos meses bajé (y eso que mi religión no me lo permite) unos videos de Barney para tener la nena entretenida cuando se me apenca en el estudio.

Tus fotos, Adrián, un poroto.

11:43 p. m.  
Anonymous adrián said...

child: debí haber puesto "disco" entre comillas, juá!

marcus: es verdad, estaba tan fascinado por la música que no había probado con libros! A propósito, está bueno este sitio: http://hansi.libroz.com.ar/libros/buscar.php

blanca: es que traté de poner una suavecita... che, ese dinosaurio hipnotiza a los chicos, qué bárbaro.

8:46 a. m.  
Blogger Blanca said...

Hipnotiza a los chicos, y genera sentimientos increíblemente violentos en los adultos. Pero supongo que prefiero escuchar "Mami, quiero ver Barney de la playa" en lugar de "Mami, quiero ver la de la señora que se toca las tetas".

Nada en contra de las tetas, pero tampoco es cuestión.

12:12 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home